COP27: acción, ambición y responsabilidad empresarial

Por: Sergio Rengifo Caicedo

En esta ocasión, me gustaría comenzar diciendo que hoy en día el concepto de sostenibilidad es tan mencionado por diferentes actores, que tenemos la responsabilidad de pasar de la retórica a las acciones. Desde mi experiencia profesional siento que no hemos avanzado con la urgencia que los desafíos globales nos están exigiendo y me preocupa que, aunque hoy en día todo el mundo habla de sostenibilidad, tenemos que implementarla y demostrar, con impactos, cuál es el camino que debemos tomar para actuar por el planeta. En estos días se está desarrollando la COP27 en Egipto, donde diferentes medios de comunicación y demás actores estamos dando a conocer los resultados de este encuentro mundial para el cambio climático. Es importante llamar la atención de los líderes empresariales, los convencidos y los no tan convencidos, de que es hora de actuar y transformar la forma en que venimos haciendo negocios. A veces siento que la sostenibilidad ha pasado de ser un concepto desconocido, a ser un término tan conocido y usado que nos ha estancado en la era del discurso sin acciones. Por esto, desde mi posición como director ejecutivo en CECODES, me he propuesto pasar de la retórica a la acción y cuando escucho hablar de la Conferencia de las Partes de la CMNUCC (COP27) en Sharm El-Sheikh en distintos medios de comunicación, me emociono y al mismo tiempo pienso cómo puedo aprender y aplicar en la práctica todo aquello que estamos escuchando y que escucharemos de esta conferencia en Egipto. Por esto, quiero hacer un llamado a los líderes empresariales a que se unan a este sentir y que con el potencial que tiene el sector privado transformemos la manera de hacer negocios y con ello, mejoremos vidas. 

Espero todos estén de acuerdo conmigo que la COP27 y en general las conferencias internacionales como estas son una oportunidad para que todos los actores estén a la altura de las circunstancias y aborden los grandes desafíos mundiales a los que nos enfrentamos: la emergencia climática, la pérdida de la biodiversidad y la desigualdad. Es evidente la urgencia, el IPCC ha proporcionado pruebas científicas de ello y sabemos qué hacer. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Visión 2050, para el sector empresarial, son hojas de ruta claras, ahora la pregunta es: ¿Cómo lo haremos? La COP27 en Egipto está hablando de mitigación, adaptación, financiación, pérdidas y daños, pero ¿Cómo traducir esto  al sector empresarial?

CECODES, junto con  su  casa matriz, el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD, por su sigla en inglés) y We Mean Business Coalition, comparten un enfoque interesante: Ambición, Acción y Responsabilidad; y somos los encargados como  capítulos regionales  de adaptar en los 12 días de la COP27 una voz unificada para llamar la atención de las empresas a que sean ambiciosas para impulsar la agenda de acción e implementación, donde será más importante pasar de la retórica a la acción con  resultados tangibles.

Para hablar de ambición, desde la COP26, cuando no existía un mecanismo para medir la contribución del sector privado a la recuperación climática, el WBCSD propuso el Manifiesto Empresarial para la Recuperación Climática donde se pidió un nuevo mecanismo de Contribuciones Determinadas Corporativas (CDC) para medir la contribución del sector privado a la recuperación climática global. En este manifiesto se propone potenciar las redes globales verdes en donde se descarbonice la energía necesaria para alcanzar el cero neto, mientras se satisface la creciente demanda de energía confiable y asequible. En 2021, el Ministerio de Minas y Energía, destacó que para el año 2022 el país espera que más del 12% de su capacidad instalada de generación eléctrica venga de fuentes renovables no convencionales, una cifra que en el 2018 no llegaba ni al 1%. Y este avance ha sido gracias a las alianzas público-privadas.

Para la ambición es necesaria una acción fuerte y decidida en todos los sectores y actores. En la COP27, el WBCSD demostrará las acciones que las empresas líderes han aplicado en sistemas como la energía, industria, alimentación y agricultura, circularidad, naturaleza, transporte, construcción y el sector financiero. En Colombia, CECODES lanzó la Hoja de Ruta Empresarial para la Carbono Neutralidad: de la teoría a la práctica y adicionalmente, se están documentando casos de éxito empresarial en este sentido. Aprovecho para invitarlos a conocer la revista SOSTENIBLEMENTE y en el 2023 a conocer nuestro documento Cambiando el Rumbo, una publicación con más de estos casos donde nos demuestra el paso de la ambición a la acción. Finalmente, está la responsabilidad de comunicar de manera transparente las emisiones de GEI y su reducción para orientar a las empresas hacia la trayectoria de 1,5 °C y evitar retroceder en los compromisos y promesas que hizo el sector privado en Glasgow en la COP26. Es vital fortalecer todo el sistema de rendición de cuentas para apoyar a las empresas y permitir que el sistema satisfaga las demandas que las empresas y otras partes interesadas le imponen hoy. TCFD, TNFD, el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero y más herramientas serán esenciales para lograr este último punto. CECODES se convierte en un aliado estratégico para el sector empresarial con el fin de comunicar asertivamente los resultados de una estrategia de cambio climático y de extender este conocimiento a través de su Red de Periodistas por el Desarrollo Sostenible. Es hora de actuar ya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *