Empresas asociadas a CECODES trabajan en el reciclaje del aceite usado

Nuestro asociado Alianza Team cuenta con un programa de recolección de aceite de cocina usado, denominado Economía circular Manos Verdes, el cuál ha logrado recolectar 717.680 kg de Aceite de Cocina Usado (ACU) evitando así la contaminación de más de 780 millones litros de agua y evitando la emisión de 1.7 millones de KG de CO2 a la atmósfera. 

Este programa se encarga de cerrar el ciclo del aceite de cocina usado y garantizar que se transforme en Biocombustible, recogiendo el aceite de los principales restaurantes del país y desde 2019 también el de los hogares. Lo anterior con el objetivo de que “Colombia sea un ejemplo en latinoamérica en el reciclaje de ACU. Ya son más de 100 conjuntos residenciales que cuentan con un contenedor de recolección de ACU”, cuenta Alianza Team en su página web. También hay varios puntos de recolección en las tiendas D1 de la ciudad de Bogotá. 

Esta iniciativa de reciclaje, también incluye al aceite vegetal usado (AVU), que puede llegar a contaminar cerca de 40.000 litros de agua, lo que equivale a la cantidad de agua que una persona consume al año en su hogar. Según la revista Semana, cuando este es desechado en el lavaplatos o los sifones, además de obstruir las tuberías caseras y el alcantarillado público, también se genera un alto grado de contaminación ambiental. 

Por su parte, nuestro asociado Fedepalma, también le apuesta a reducir el impacto negativo del aceite cocinado usado en el medio ambiente a través de su reciclaje, por medio de la iniciativa #Palmasporelplaneta, cuenta en su página web. Esta es la primera iniciativa público-privada y plataforma dirigida a educar y permanecer en el tiempo: “un ambicioso programa cuyo propósito es educar a la ciudadanía a reciclar adecuadamente el aceite de cocina usado y así cuidar el medio ambiente” expresó Nicolas Pérez Marulanda, Presidente Ejecutivo de Fedepalma. 

Son varias las entidades gubernamentales y empresas que se han unido a esta iniciativa. Una de ellas es la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), con el objetivo de concientizar a los ciudadanos sobre la importancia de proteger los cuerpos de agua como ríos y humedales, y promover entre los consumidores la disposición adecuada de aceites en Bogotá. Dentro de esta labor pedagógica, también se trabaja con restaurantes y establecimientos de comida para que se instalen las trampas de grasas exigidas por las autoridades ambientales, evitando vertimientos de grasas a las redes de alcantarillado. 

Preservar el medio ambiente y trabajar desde las empresas por este objetivo, es uno de los principales desafíos que enfrentamos globalmente y una de las rutas para trabajar por el desarrollo sostenible. Resaltamos estas acciones de nuestros asociados, que permiten ejemplificar cómo hacer negocios de manera sostenible y cómo las alianzas son parte fundamental del camino a la sostenibilidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *